'cookieOptions = {link};'

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Lithium (that start here)

Aún te recuerdo. Frío, lejano, pero a la vez cruel. Era difícil, y mentía, mentía demaciado ¿Admitir que me estaba matando? No nunca, el orgullo me podía lastimar más que eso, pero le negaba.
 No era superioridad: era meido de tenerlo. De que no pudiera ser feliz ¿Poruqé no ser felíz? No tenía ningú motivo para no serlo. no tenía ningún argumento para rechazar la alegría. Sin embargo sonrerir era doloroso, porque noe ra real (y lo sabía).

 Comencé a hundierme. Así de sencillo, y así lo sentía: era como si el dolor me empujara abajo, a un lugar oscuro donde me dejaría sola, conmigo misma, y con mi miedos. Y quería llorar pero no podía (tenía que ser feliz, feliz, porque tenía todo lo que podá querer). Me ahogaba. Lo citios cerrados me mataban. Sentía que eran como mis miedos: sec erraban con tal sigilo, que no podía ver que cada vez era mas estrecho.
  Por esto es que nunca supe, como me anecontré encerrada en mi misma, gritando al vacío. Gritando a alguien. Pero ese alguien aprecía sordo a mis pedido.



Fue paulatino. Nunca fue algo brusco por un hecho trágico. Fue tan sutil, tan delicadamente discreto, que no lo veía avanzar. Unos días mejor, otros no tanto. Unos días llorando menos, quizás un poco mas. Pero no podía admitirlo. Me sentía ingrata ante lo que tenía. Esa fue la escusa. Tenía todo, no podía estar triste, me faltaban argumentos ante la lógica.


                             Cualquier cosa era mejor que estar con mis miedos.




3 comentarios:

  1. Tu manera de esvribir es muy bella cielo. Un fuerte abrazo. :)

    ResponderEliminar
  2. olá teu blog me encanta.

    Dios te bendiga
    Mensagem Edificante para alma
    Josiel Dias
    http://josiel-dias.blogspot.com.br
    Rio de Janeiro
    Brazil

    ResponderEliminar
  3. Guau. Pareces muy pacífica pero tienes más problemas de los que supongo que aparentas. Stay strong:) jajaja te sigo! un beso!<3

    ResponderEliminar