'cookieOptions = {link};'

domingo, 25 de noviembre de 2012

Infidelidad.

 Hablo otras lenguas para que no puedas entender. En el fondo quiero que lo sepas, claramente. Pero es tan cruel, tan duro lo que te tengo que decir, que prefiero ocultarlo tras otras palabras.
 Uso la metáfora como recurso auxiliar.

 No te merece, te esta matando, te esta usando. No ama a ninguno de los dos ¿No sabes que lo ve todos los días, y después dice no haberlo visto en mucho tiempo? Lo vez, esta frente a tus ojos, pero lo disfrazas de otra circunstancia. Aprovecha  lo que quieras, pero no vas a ganar nada. Ella debería perderlo todo. Pero no podes hacerle eso, aunque seas menos que su alfombra.
 Un día se les va  a caer el sol, y voy a mirarlo. Pensando quizás, me aleje de una vez. Me querías lo sé. Yo no te quería, pero no te lastimé ¿No ves que las lágrimas que ella te dedica, no llevan tu nombre? Ya me harté de decírtelo. Eres el otro. Lo que no se debe presentar. (Busca el motivo por el cuál te ve así)
 No es justo que te hiera así. No puedo no decirtelo... pero es un grito al vacío.




                                  ... Hier kommt die Sonne                

No hay comentarios:

Publicar un comentario