'cookieOptions = {link};'

miércoles, 13 de marzo de 2013

Mundo algodonado

PhotobucketMírame ahora, suplicando por un mundo que tengo negado. Mírame, buscando un poco de paz. Tenerte  cerca, me hace sentir como una persona que simplemente tiene defectos, no trastornos. (Amo esa parte tuya).
 Y nada puede estar en calma dentro de mí: las ideas fluctúan de un lado hacia el otro, se desarman, se vuelven retazos, forman mundos y estas en medio ( en medio de mi caos, pero por fuera te mantengo alejado)...
 Amo hablar en otras lenguas contigo (nadie puede entender lo que mi mente escupe) y eso, me hace sentir bien, me permito la total honestidad. Deja la brusquedad para el mundo exterior. Quiero el puto mundo algodonado que tengo negado desde los diez. (Porque ese día, descubrí que el amor no es suficiente.)
 Le supliqué a Dios ser feliz... por algún motivo no me lo concedió (quizás sabía que me falta coraje para tomar la última decisión) quizás para que cuando ese día llegara, fuera mucho más feliz (un paraíso tras las cenizas) y ahora, quiero mi puto mundo algodonado, negado, rayado, dejado, ya no existe para mí. Pero lo quiero.

1 comentario:

  1. Hola linda, buenas tardes,
    no es fácil encontrar la felicidad,
    pero si, dejarnos vencer,
    no te conformes nunca con tu p... mundo algodonado, busca un mundo paralelo, fundelos y has uno a tu medida.

    Te deseo un buen fin de semana
    un cálido abrazo

    ResponderEliminar