'cookieOptions = {link};'

sábado, 10 de agosto de 2013

Mor-di-da dul-ce

 Te recuerdo como eras el último verano.
 La timidez te ata a la cordura.
 No tengas miedo: incluso los locos tienen su lógica, esa lógica diferente.
 Quiero perderme por unos minutos, entre la piel y el perfume, entre la cordura y el delirio. Pedir y dar. No me importa que más pase. Quiero tenerte entre mis dedos. Tomando las flores. Escupiendo ambrosía. Siendo mas animales para finalmente volver a hablar cosas dulces. Nada puede gustarme mas que sentir tan cerca. La piel lleva tus marcas, ocultas bajo la ropa, cómplice de esa tarde.
 Amar un poco más. Un poco más cerca. Un poco mas pecaminosamente puro. Amar (te) porque lo necesito.  Nunca pasando la frontera . Pero en el momento en que te siento temblar como las figuras en el agua, sé que sos mío.

2 comentarios:

  1. Hola Madame, buenas tardes,
    "Siendo mas animales para finalmente volver a hablar cosas dulces" (excelente extracto)

    Me encantó tu entrada,
    sentí las aguas en calma... tú me entiendes, verdad?

    un beso
    bonito fin de semana

    ResponderEliminar
  2. Excelente, me encanto de verdad! Mucha pasion.

    ResponderEliminar