'cookieOptions = {link};'

viernes, 13 de septiembre de 2013

Así sigue la banda tocando

 Le sorprende que no diga nada sobre mí. No hablo de mí: mi interior está  sellado. Se supone que tengo que ser mas abierta a hablar. Y entonces aparece: ese recuerdo recóndito que se guarda con pudor, ese temor que es El temor de uno. Esas palabras crueles. Que me digo a mí misma.
 Nadie quiere a su lado a una persona amarga. ¿Qué objetivo tiene recibir hiel gratuitamente? Esta idea conlleva el no sentirte amada por nadie ni nada. Sufrir sola (y callada)


 Pero volviendo al ruedo: mi madre supone que ahora sea mas abierta con ella. No puedo ¿Para qué? Va a criticar mis actos inmorales con frialdad, me va a prohibir ver a mi novio si supiera lo que hacemos y lo que queremos hacer. Supone que si  no lo cuento es algo "malo" (la privacidad según ella, no es lo mismo que no contar algo por pudor). La quiero muchísimo, pero lo siento: ya no voy a ser la misma. Un candado refugiado entre líneas de palabras.

 Lo curioso en todo esto, es que cuando estaba en peores momentos, era cuando más quería escribir. En vez de decirle a la gente, iba y escribía arsenales de poemas, cuentos, relatos, palabras sueltas. Una ¿Letrista? Como sea: allí quedaron durmiendo entre cajones esas palabras.

   Y pensaba presentarlos en una muestra, pero mi profesor fue claro: escribir sobre las drogas, no es arte (¿Y esas míticas canciones como Snowblind de Black Sabbath?) y que no fuera tan dramática. Bueno se ve que hablar de los drogadictos que veo, y pensar que cuando estaba deprimida hubiera sido capaz de drogarme (aunque no lo hice) se ve que no es muy estético. Bueno corazón, creete lo que quieras, pero la realidad no siempre es un mundo algodonado, y tenemos que hacerla mas bella a fuerza de sobrevivir. Pinto las paredes de hormigón con los árboles que no quedan.

 Amo a mi madre. Pero mis bonitas palabras no son de lo mas sensibles. Bueno así irán pasando los días. Adiós muestra de arte, bye bye oportunidad. Seamos mas suaves.
 

3 comentarios:

  1. Hola Madame, buenas tardes,
    mmm otra vez sopa! =(
    lamentablemente estamos atados a los estereotipos,
    la verdad es que no dejas de sorprenderme, pero bueno, sigue escribiendo, que seguiremos viendo a dónde nos lleva todo esto!

    Te deseo un bonito fin de semana
    agridulce, vale?
    ni agrio ni dulce!!!

    un beso y un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me gustó tu blog. Nos leemos de cerca.
    Aquí te dejo una invitación al mío:
    globosagua.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. No dejes de escribir, porfa! Si, puede que a veces necesitemos desahogarnos con alguien, pero las madres siguen siendo madres no son amigas..
    ¡me encanta como escribes, de verdad!

    ResponderEliminar