'cookieOptions = {link};'

domingo, 27 de octubre de 2013

Pequeño suicidio



 "La pequeña muerte" que manera poética que tienen los franceses de llamar al orgasmo.
  Las faldas amplias ocultan el portaligas de encaje. Las mejillas sonrojadas  ocultan la boca pecaminosa.  ¿Por qué tener que fingir? No he hecho nada que no se halla practicado desde que la humanidad empezó. Me lavo las manos de lo que piensen: no me han visto y es una ventaja absurda porque las cosas pasaron igual.
 Flores destrozadas con la boca a dentelladas.
 Sácame acordes como a un guitarra.
 Déjame yaciendo, porque me he muerto (Por un segundo).
 Dame tres besos en la frente porque la boca esta manchada.
 Dame una mirada de lástima, porque he tenido que irme.
 Dame una segunda respuesta, para seguir rompiendo pétalos con la boca.

 Lolita, que inocencia manchada.
 Humbert, la culpa no es tuya es de la nínfula.

 No sufras, corrompidos vamos a hundirnos juntos. Que no matamos nada más allá de nuestra curiosidad innata. Dejame romperte un poco más. Y mañana cuando despiertes, buscame entre las sábanas.

lunes, 14 de octubre de 2013

Mermelada de carne

Porque sé, con una certeza casi divina, que aunque peleemos, aunque la rabia nos ciegue, siempre de esa boca voy a terminar recibiendo un beso. Porque como ya he dicho, esto supera mis defectos, mi caos interminable, mis insomnios. Porque el amor me supera, me rebalsa, va mas allá de todo. El amor que siento, ¿Es por ti o para ti? Como sea, trataré de aplicar esa teoría tuya de que los sentimientos son solo para vivirlos, no pensarlos.
 Cuantos besos desmayados te he dado. Cuantas tardes somnolientas y afiebradas, solos a escondidas, con gente, enmascarados. Deseados, besados, acariciados por los minutos, por nosotros, por la lujuria. Pero esto sabe tan puro...
 No podría pensar el futuro paralelo a vos. Y si lo hago, necesito que termine en vos ¿Cómo lograste hacerme esto? Quiero vivir más años, ser feliz ya no es una quimera. Y esas sombras malditas, no pueden sofocar esto. 
 Vamos lejos, donde los árboles se mecen, donde no haya nadie. Ya sea en mi casa, en la tuya, en un auto, donde sea: Vamos donde estemos más con nosotros, mas lejos del mundo, pero mas cerca de nuestro mundo, como lunas que tiemblan en el agua.
 Dejame verte mio, enteramente mío, en mi boca, en tus manos, mío porque quieres, porque es así. Mío porque te amo. Y tuya, porque no creo que pueda ser de otra maravillosa manera.



pd: Ando demasiada ocupada, las obligaciones de fin de año, ya que...

domingo, 6 de octubre de 2013

100

¿Qué serían de mis palabras si no las leyeran? ¡¡¡Ustedes son los que les dan vida!!! Gracias por todos los comentarios que han ido dejándome


¿Cuál es tu historia? ¿Qué te ha pasado? Cuentame...