'cookieOptions = {link};'

jueves, 5 de diciembre de 2013

Fiebre, familia, y algo mejor que eso

 Las cosas son de una inestabilidad insoportable. ahora estoy en esos momentos de relativa paz, pero con fiebres que me cocinan los huesos y náuseas que me retuercen el estómago.
 Estar en mi casa tanto tiempo es insoportable, sobre todo porque tengo que ver a mis padres sin hablarse, y a mi padre sin cuidarme, o mirarme, o siquiera preguntarme como ando (solo lo hace una vez al día) y sin poder estar con mi novio.
Con él hablé, hablamos, nos entendimos, y arreglamos como solemos hacer. El periodo de rabia entre uno y otro es dañino, pero lo amo igual (¿Será una manera enferma de amar?) Somos muy unidos, pero según mi cuñada, como tenemos temperamentos huraños y cínicos, tenemos tendencia a chocar. Así que me sugirió una casa con un puente, mejor dicho, dos casas unidas por un puente. Cuando veía a mi familia, lo único que pensaba era que afuera alguien estaba esperándome. Ya me convencieron con total firmeza de que este lugar está estéril para mí, y es una lástima, porque yo tengo ganas de venir a veces. Ya no.
 Para E es impensable que en una familia la gente se odie. Le parece algo increíble, antinatura, algo que debe ser solo para las novelas. Lo cierto es que, en mi familia no se quieren entre sí mas de tres miembros, lo mas común  son las discrepancias y conflictos. Las peleas a puños y verbos, eran lo mas normal para navidad. Me hubiera gustado tener otra familia, pero me toco un trauma conglomerado de gente, y es tal el grado de sadomasoquismo que tienen, que permanecen juntos. Es por eso que para mi padre es horrible que los haya mandado a la mierda (¿Después de todo lo que hicieron?), aún sabiendo que son enfermos, egoístas, que me quieren inducir un suicidio del espíritu a fuerza de insultos. Hace años que no les hablo a la mayoría, ni a mis cumpleaños, ni a nada: no quiero una fiesta para pelearse, no quiero que mi evento sea el campo de batalla para sus ridículos reclamos infantiles. Crezcan de una puta vez.
 Fuera tengo un mundo. Amigos y alguien a quien amo. No necesito quedarme para llorar lo que podría ser.

2 comentarios:

  1. Hola Madame, buenos días,
    veo que las aguas están movidas por aquí =(
    Si aguantas un poco mas, no habrá problema, cuando puedas apartarte de todo eso que te hace mal, tu vida cambiará, pero hasta tanto habrá que soportar...

    Te deseo un excelente fin de semana
    un beso y un abrazo

    ResponderEliminar
  2. No sé si hablas en primera persona de algo real que te está pasando o, simplemente, de un relato que cruzó por tu cabeza...
    En cualquiera de los casos, he de decir que el texto es simplemente hermoso y duro. Darte muchos ánimos si se trata de mi primera opción y nunca te dejes abatir por nada.
    Por cierto, me suscribo (me verás aparecer por aquí, más a menudo)
    Un beso, te espero por mi blog en cuanto tengas tiempo♥

    ResponderEliminar