'cookieOptions = {link};'

martes, 29 de julio de 2014

El muro que sangra

                                                       ¿A dónde vamos?

"El asesino despertó antes de amanecer, se puso las botas, tomó un rostro de la antigua galería y cruzó la puerta. fue al cuarto donde vivía su hermana, y visitó a su hermano y avanzó por el pasillo. y llegó a una puerta. y miró dentro y...
Todos los niños están enfermos, esperando por la lluvia de verano."
"Piensa en los niños, cuyos juguetes son los restos de la guerra."

 Algunos quieren llamarlo genocidio, Asesino, vuelve al río Aras.
  algunos disidieron pintarlo todo de rojo. Asesino.

  ¿Quién recuerda a los armenios?

Wlecome to the soldier side, theres no one here but me...
 Todos nace, crecen para morir, y no hay nadie aquí.
Tiene que atacar, atacar las casas, atacar sobre los hospitales, deben atacar
 nunca van a volver a casa.
  Los civiles se desarman bajo la metralla, y ellos fueron muy lejos para encontrar la verdad ¿Ellos? Los otros ellos ¿Qué va a saber un niño de la verdad? Los niños no pueden jugar entre escombros y aún así lo hacen, les sobrevive brevemente la infancia.
  Siria, Irán, Irak, Ucrania y...
tormenta del desierto the childrens, alll insane waiting for the summer rain
         
             son las cuatro de la mañana ¿Alguna vez escuchaste el himno palestino?
   ¿Sabrán que fuera de esos túneles hay un mundo que les tiene compasión pero no pueden hacer nada trascendental? El árbol se quema pero no levanta sus raíces y huye, me cierra la gargant ay arde, y no sé que decir mejor dicho ¿Qué pueden decir cien soldaditos que creen que la verdad está del otro lado de un muro? Pacto ridículo diganme una cosa ¿Quién recuerda a los armenios?

you see my pain is real, watch my world dissolve

  La AMIA, yo no había nacido, pero la guerra es guerra, sí gente ya sé seguramente un niño a cinco mil kilómetros puso esa bomba no se sabe quién fue no puede saberse pero qué culpa pueden tener no han conocido el mundo siquiera y ya saben como se revienta su padre por un misil. ¿Cómo van a hacerlos desaparecer? Porque parece que esa es una manera de acatar rápido el problema, eso me suena a otros viejos conocidos ¿A ustedes no?
  No me hablen de Dios, Dios está muerto y lo matamos nosotros, lo mataron ustedes, ya no no les queda un dios.
   Siria aún le queman los huesos. y de sus huesos revive el ardor, un día dijeron eso en el sur ¿Quién lo sabría? Siempre los huesos reclaman el ardor porque no se mueren en paz pero  nosotros creemos
 que arden los muertos no necesitan ardor.

 Es la misma venganza que no termina y va a otra venganza y otra venganza y otra venganza
Los horrores del pasado no justifican un carajo los errores y horrores del presente. Ruanda sigue teniendo un machete en el corazón, eso supura, los médicos no pueden curar si se les cae el techo

                  mátenlos de hambre, mátenlos de sed, por Dios ¿QUÉ ES LO QUE HICIERON?
       

Es el final, hermosa amiga, es el final mi única amiga... duele dejarte libre pero nuca me seguirás. el final de las risas y las mentiras suaves. (The end of nigths when tried to die... this is the end)

               

miércoles, 23 de julio de 2014

Carta a un amigo (parte 2)

 Debe ser eso. Me da miedo lo que pueda pasarte. Que me sacuda las ideas. Porque amo a mi novio, lo siento, pero también resiento que los modos con que me tratas no son modos como los de antes. No quiero eso. Es demasiado trágico para sumarme otro drama inútil a mis dramas conmigo misma.
 Y dudo si lo amo. No es duda, es una reafirmación que sale, pero no sé si es obligada o no.
Es suficiente, tuviste tu momento, y preferiste otra cosa, y no importó eso está lejos de nosotros ahora, y todo lo que he(mos) pasado, es parte de ese lejos. Y ahora te escribo esto. Es ridículo. Me da miedo eso: que no me veas como una amiga por algún vestigio de lo que pudimos haber sido.
 Estoy enamorada de otro. Y siento que lo maltrato demasiado, y que no puedo evitarlo, como un germen maligno. Peor lo amo, cada vez que lo pienso, sé que lo amo.
 Pero me duele pensar que quizás no soy la amiga que solía ser.
No hace falta vomitar conejos en París para poder escribir estas cartas.
 Quizás de puta suerte algún día lo leas.  ¿Será la cuestión de este insomnio, como el tango "Historia de un amor"? Espero que no. No puedo dejarte, para qué mentir. Te quiero demasiado como para dejarte porque no me quieras como yo lo hago. Sería masoquista, y por nada.  Y te aprecio lo suficiente como para evitarlo.
Sos importante para mí. Ultimamente pasamos mucho juntos, y eso es divertido, y te quiero, pero estoy rogando que no me necesites con la ansiedad con que espero a mi novio antes de venir. No voy a decirte lo que hicimos para refregartelo en la cara y así matar supuestas espectativas. No quiero ser cruel sin razón, y quizás lo soy sin saber.
 Por favor, estoy esperando que todo esto reviente de alguna manera.
Pero sin perderte. Sin dudar si puedo seguir con mi novio o si podemos ser amigos. A él lo amo.

jueves, 17 de julio de 2014

El aprendiz de brujo y Marx




 (El vídeo de arriba es un fragmento de la película "Fantasía" dónde se narra esta historia, cuando Disney hacía más películas artísticas y no series de rápida digestión. Y fue esta misma historia utilizada por Marx para explicar su teoría.)

  "El aprendiz de brujo" (leerlo pincha AQUÍ) es un poema escrito por Goethe (1749-1832), donde se narra la historia de un confiado aprendiz que valiéndose de sus precarias artes en la brujería y su soberbia, decide hechizar una escoba para que vaya al río, consiga agua, y vuelva. Él confiado (como los capitalistas), seguro de su hechizo ( modo de producción) dejó  laissez faire, laissez passer (dejar hacer, dejar pasar) a la escoba (obrero utilizado en la producción). Pero el encantamiento perdió su efecto beneficioso, cuando la casa se comenzó a inundar, puesto que no podía detenerse el hechizo que se había comenzado. 


   Desesperado por frenar esa inundación (superproduccion y deflación desatadas) el aprendiz (capitalista),  corta a la escoba en múltiples pedazos, pero cada parte "toma la forma de un nuevo ser" (división del trabajo). No puede escapar del caos (crisis) que ha desatado en esa casa, ahogándose y lamentando no recordar La Palabra. 

En ese momento, entra el maestro y con un solo movimiento, cesa el caos, las aguas retroceden, y la escoba recobra su lugar.



    Marx utilizó este poema a modo de metáfora para así explicar como el capitalismo terminaría hundiéndose, porque según él, este sistema tiende a autodestrurise: la producción no puede detenerse así como el hechizo que lanzó un mago inexperto (¿Quién es entonces ese maestro...?)

domingo, 13 de julio de 2014

Carta a un amigo (parte 1)




   Tengo tanto en la cabeza y una incapacidad insoportable por expresarlo. Todo se vuelve frases trilladas y ya demasiado roídas por insomnio.
   Esta será la noche más larga de mi vida, por ejemplo. Este es mi día. La soledad es mi única compañera. Siento el abandono pegado en los huesos, pero no querido, no es por mi novio a quien detestas. Es por mis amigas que me dejaron sola en medio de este drama de independencia repentina. Estoy sola en una casa vacía, y el eco de las puertas me asusta ¿Comprendes? Dejé de lado la compañía de otros por estar con ellas y no pueden. O no quieren, o no quiero pensarlo. Sabes como son las cosas conmigo.
   Y mi novio... Él es otro espiral en esta noche larga. Hay algo curioso en la noche, en su silencio, en su supuesto ensueño que no va haciendo saber que tan solos estamos. La verdad te encuentra y te asalta en un insomnio duradero. Busco la distracción en libros y películas, pero termino llorando. Suele pasarme, y asì es mi vida. Él vino anoche. Lo que hicimos o no, no se dice. Dormir con él era incómodo, pero reconfortante. Era una protección segura, mientras daba vueltas. Podía sentir el perfume, y la tibieza del pecho contra mi espalda. La mañana fue un lío.
   Sabes, no debería ni escribirte esto. No tiene sentido, porque no tenés porqué saberlo. Pero quiero decirte que tengo una extraña sensación de extrañarte.  Como si me quedara poco tiempo y aun quiero hacer muchas cosas e ir a muchos lugares juntos. No te creas especial por esto, tengo la lista con mucha gente, pero la urgencia de esta noche es que sea con vos. Es un drama inútil, porque espero que a la mañana desaparezca atrás del alba. Y seamos amigos, buenos amigos de nuevo, que hacen chistes y se ríen, y no se miran como me estas mirando aveces.
   Amigos que no tienen dudas sobre lo que pueda pasarles. Me da miedo, pero a la vez siento una extraña fascinación por la posibilidad. Ya pasó una vez, pero ahora es diferente. Ya sabes qué fue, pero no quiero que se repita. Porque es tan difícil poder ser así como somos y resistir a la soledad pasajera para así poder decidir realmente. 
   Pero y no decidí estar con mi novio, ni él lo decidió: nos acercamos los suficiente, confundidos, y comenzamos a serlo con una naturalidad impensada y fuerte que aún hoy continúa. Somos es apareja que siempre creí impensada, y sos el amigo que nunca creí poder tener. Y tdo esto es de una fragilidad insoportable: podremos perder todo, morirte, morirme, evitar vernos... pero sé que voy a tener un buen recuerdo tuyo con la misma certeza de que voy a morir. 
Esto es demasiado para un desvelo ¿No? Así son todas las noches cuando el recuerdo toma una forma entre la conciencia y el acto.
(No olviden los premios Liebster Award y Dardos, ni el sorteo de Lili´s memories ÚLTIMO DÍA)

martes, 8 de julio de 2014

La ciudad persa

Era para celebrar. Tres gatos locos caminando calle arriba, calle abajo, en espiral, en círculos... Eramos tres rodeando la ciudad en círculos cada vez más pequeños, y la ciudad se hacía cada vez más grande, más amplia, reventada en su propio centro. Es la sensación de que las calles se estiran, que nunca se termina de recorrer a pie todo ¿Comprenden? Se agranda todo y lo rodeamos, nos estiramos, pero continuamos rodando en círculos.

 Y terminamos en la casa donde encontré a "Persépolis" de Satrapí. Me diste el legado persa por un tiempo prestado. Y ella se reía rodando en la cama, entre las uvas fermentadas y barriles de roble.
Todo era blando, suave, la risa fácil, todo era más fácil. Hablaba de más, hablaba sin razones obvias porque no necesitamos razones.
 No sé qué es, o cómo va la cosa, pero quería irme. Me alejé sigilosa por un rato. Por jugar, por las uvas, porqué sí. Porque todo era increiblemente fácil así. Pasamos de un embrollo a que todo sea simple.  Era perfecto no tener motivos. A pesar del dolor de cabeza posterior a las cinco de la tarde.
 Me alejé, volví, nos reímos, hablamos, revolví todo, encontré cajas, libros, ni una pelusa rodando en el piso. Menos de lo mismo.
Los dejo solos, yo me llevo la ciudad persa abajo del brazo mientras la puerta se entorna.
Siento que soy el medio de todo, estoy en el medio de todo, a la mitad de todo y no totalmente a algún lado.

viernes, 4 de julio de 2014

Edgar Allan Poe- Annabel Lee (Y las penas de Humbert Humbert)


Annabel Lee

Fue hace muchos y muchos años,
     en un reino junto al mar,
habitó una señorita a quien puedes conocer
     por el nombre de Annabel Lee;
y esta señorita no vivía con otro pensamiento
     que amar y ser amada por mí.

Yo era un niño y ella era una niña
     en este reino junto al mar
pero nos amábamos con un amor que era más que amor
     —yo y mi Annabel Lee—
con un amor que los ángeles súblimes del Paraíso
     nos envidiaban a ella y a mí.

Y esa fue la razón que, hace muchos años,
     en este reino junto al mar,
un viento partió de una oscura nube aquella noche
     helando a mi Annabel Lee;
así que su noble parentela vinieron
     y me la arrebataron,
para silenciarla en una tumba
     en este reino junto al mar.

Lo ángeles, que no eran siquiera medio felices en el Paraíso,
     nos cogieron envidia a ella y a mí:—
Sí!, esa fue la razón (como todos los hombres saben)
     en este reino junto al mar)
que el viento salió de una nube, helando
     y matando mi Annabel Lee.

Pero nuestro amor era más fuerte que el amor
     de aquellos que eran mayores que nosotros—
     de muchos más sabios que nosotros—
y ni los ángeles in el Paraíso encima
     ni los demonios debajo del mar
separarán jamás mi alma del alma
     de la hermosa Annabel Lee:—

Porque la luna no luce sin traérme sueños
     de la hermosa Annabel Lee;
ni brilla una estrella sin que vea los ojos brillantes
     de la hermosa Annabel Lee;
y así paso la noche acostado al lado
de mi querida, mi querida, mi vida, mi novia,
     en su sepulcro junto al mar—
     en su tumba a orillas del mar.

(Humbert, ¿Acaso no perdiste de la misma fatal manera, tu Annabel, Lee?)


Sorteo por el año del blog "Lili´s memories". Para participar  (yo lo hago)pincha la imagen de abajo.



Por las nominación del blog a los premios Dardos y Liebster Award vista la entrada aquí