'cookieOptions = {link};'

jueves, 14 de agosto de 2014

Desarmado día 14

Dejame vivir un día más. Y hacerte lo que las endorfinas harína. Para luego irme. Porque no puedo quedarme mucho tiempo atrapada entre mis pies y mi voz, en la misma silla que rechina cuando me muevo como un aviso sigiloso de que debo irme ¿Es tan malo, mi vida?
La piel, la boca, los párpados, el cabello.
 Busco irme porque no soporto la piel tibia durante un día que se desarma en sí mismo, un día cuya agonía se estira porque nos distanciamos.
Entonces digo algo y se erizan los sentidos. Y perdemos el resto del día en el pórtico tuyo y mi calle antes de llegar.
Me balanceo sobre los pies, con tobillos débiles. Me muevo ansiosa y pienso en todo lo que hicimos como una pesadilla de éxtasis confuso. La emoción estancada por una palabra. Qué
 Y pienso que siempre puede ser así. Qué es fácil crisparme la piel y enfriarte la euforia. Somos seres fríos.
deberíamos no saber tanto. Callarme. Dejame vivir un día más para poder hacerte lo que las endorfinas harían pero sin que tenga que sentir la silla, sin los pies, la voz, las caderas cuando camino. Sólo una invocación para dejarme vivir un día más.
 
  Solo sé que quiero vivir mis días con una invocación tuya, porque me basta para perder la cabeza y reconstruir un mundo que se hizo pedazos.
Page Divders

  (El link es un poema de Whitman llamado "I sing the Body Electric" si alguien sabe de alguna traducción le agradecería dejarme el link, porque no encuentro)

                                  http://www.poetryfoundation.org/poem/174740  



 El 

No hay comentarios:

Publicar un comentario