'cookieOptions = {link};'

sábado, 27 de septiembre de 2014

Mía para mí



Te quería. El insomnio iba dando vueltas sobre la almohada. D repente, sin ningún pesar ni angustias, te recuerdo. Pero te recuerdan las manos, la piel, la calidez del día que se va levantando en esa madrugada. La luna se martiriza de verme tan cálida a horas tan frías de una primavera tardía que se desprende de mis piernas.
 El primer beso, la esquina, el calor de verano. La piel que se comía y se lamía, la lengua frenética. La misma lengua que recorría otros sitios, a saltos, despacio, agitada, con los labios, con el roce indoloro de los incisivos en los pechos.  La lengua que se refregaba incansable.
 El recuerdo encadena, desembocado en la piel tibia, otra lengua, la de una chica que no pude besar, pero que le hubiera besado hasta la sombra, mientras le sujetaba la cabeza acariciando su pelo castaño y su boca curiosa. La imagino ahora como la obrera de mis placeres incorruptos.
 Y ella me trae junto, a otro hombre que conocí, y luego el que quise de verdad, como podía hacer honores a el romancero gitano, y la potra de nacar sin riendas ni estribos, como la boca podía hacer tantas cosas. Vacío, lleno, olvidarme de mi misma, mientras también estaban esos amigos con los cuales nunca hice nada pero la posibilidad no me molestaría. Ellos sobre mi espalda, yo sobre ellos, las manos la boca, los nombro despacio, por turnos, pero el más importante sigue siendo el que siempre quise, pero ahora no lo necesito para recordarme que no me quiere más, o que nunca lo hizo. Así es la vida, pienso fugazmente, sin desesperarme por mi placentera independencia.
 Soy mía, la mete es de todos, el cuerpo mío, la imaginación es un desarmadero de bocas que desfilan y espaldas tibias sobre las cuales apoyarse.
 Duermo recostada entre cinco nombres y una luna serena. Listo, no más insomnio.


2 comentarios:

  1. "Duermo recostada entre cinco nombres y la luna serena. Listo, no más insomnio"-Mi parte favorita después del primer párrafo. Ya me lo había leído pero había olvidado comentar, ja ja ja. Tu comentario en el mio me lo recordó :P

    Saludos y ¡fuerza compañera!

    ResponderEliminar
  2. WOW me he quedado sin palbras. Amé la entrada.
    Un besazo <3

    ResponderEliminar