'cookieOptions = {link};'

sábado, 19 de diciembre de 2015

Estos meses pasados le pusieron el nombre genocidio a lo que no era

Estoy escribiendo de nuevo. Tuve muchas obligaciones a las cuales ahora considero ridículas que me impidieron sentarme a escribir algo medio decente o del todo indecente (eso sería mejor).
  Ya no siento el mismo deseo que antes. Eso es aterrador si se plantea que era mi vocación de toda la vida. Pero seguramente en el momento más degradado de mi vida, voy a volver a escribir.
 Y hay cosas más importante que lo que pueda pasarme.
 Descubrí que incluso las tragedias más crueles pueden ser modas. Es lo más repugnante que vi de todo este año (y eso que escuché lo discursos de Trhum). Hacer de la muerte una moda y explotar la morbosidad hasta sus límites por las redes sociales, convierte a la tragedia en un accesorio para charlar, un tema que puede ser tomado y manipulado al antojo. La cosa viene más compleja.  Si no hay una reflexión que apareje el hecho, entonces puede caerse en un indignación blanda, pasajera, una indignación que no busca  un verdadero culpable.
 También descubrí, que soy la víctima de un genocidio. Sí, sí, así como leen: el genocidio blanco ¿No lo había oído? Busquenlo en internet. Teoricamente los Sirios refugiados, perdón, los refugiados económicos, vienen a Europa (¿Porque digo vienen? Meh....) para sacarle el trabajo a los residentes y casarse con sus mujeres y extinguir la raza blanca... ¿Alguna vez tuvieron esa sensación de la ridiculez teórica que puede envolver una idea semejante? Este versito de "nos viene a sacar el laburo" es moneda corriente en los paises suadamericanos donde la clase burguesa (oligarca) no le gusta ver a los inmigrantes, pero sí contratarlos para trabajos pesados y mal remunerados, explotarlo y luego pretender que estén agradecidos porque "les damos trabajo. Yo ayudo". Esta idea de que la raza blanca puede extinguirse se arraiga en un miedo xenófobo sin saber que Europa fue siempre un constante movimiento de invaciones y de  pueblos desplazados durante la antigüedad, y que aunque la misma familia viva desde hace siglos en el mismo lugar, dichos movimientos provocan mestizaje. Y genéticamente es bueno. Pero es mejor creer que es un genocidio- mestizaje, algo que nunca dio malos resultados en América, pero que en Europa va a extinguir la raza blanca.
 Esta idea se articula con la ya mencionada de los inmigrantes refugiados: son muchos, son hombres y vienen a preñar a nuestras mujeres. Van a desplazarnos y a hacer a Europa un continente musulmán. Y perderemos la cultura blanca. Notese el sarcasmo en todo esto, por favor: los paises que a lo largo de su historia fueron influenciados por extranjeros, tienen una cultura más variada y más rica, como puede verse en México, Paraguay, Argentina, Brasil, Centro América completa, etc.
 Estas son las terribles cosas que hacen que salga lo más feo del ser humano (bueno ser humano es un decir) frente a uno de los actos más hermosos que es la solidaridad con los pares.

2 comentarios:

  1. ¿Es mi imaginación o ha sido un año terrible? Cierto, han habido cosas buenas sin embargo presiento que fueron mínimas. Quizá tanta destrucción, violencia, racismo, están dando pie a un mejor futuro... uno más unido. O tal vez solo soy yo intentando ver lo positivo de la situación. Como sea, te comparto este video de Vox que vi hace unos días que me parece (aparte de increíble la estupidez humana) interesante cómo Trump se beneficia de lo sucedido:
    https://www.youtube.com/watch?v=3Sc3_V7Qyq4


    Es bueno verte de vuelta aquí y leerte una vez más. Sobrevive estas terribles fechas de hipocresía.

    ResponderEliminar
  2. últimamente encender la televisión es un suicidio. También yo tuve una sequía importante, no un año, sino dos años de desidia y falta de pasión en nada ajeno ni propio. Estoy retomando las buenas costumbres que tenía antes y gracias a eso he topado con tu blog. En España, como ya convivimos con los musulmanes en otra época, la frase "invasión musulmana" se les queda corta y dicen más barbaridades. La capacidad empática de algunas personas tienen el tamaño de una nuez, estoy de acuerdo contigo.

    ResponderEliminar