'cookieOptions = {link};'

sábado, 8 de abril de 2017

Esa cosa

Dejame vivir un día más. Y hacer de mí otro pedazo de tierra floreciente que se une a las madres de todos los hombres y es feliz. Y hacerme una mujer cuyo cuerpo es el génesis del génesis, cuya boca es una sala de emociones transliteradas. Si soy de esas mujeres que de mi boca no escape un llanto, que de mi boca no escape la rabia.
 El temor de que los colmillos se devoren la naturalidad reventada de las caderas, las piernas. que todos los hombres en la tierra deben saber que la mujer es un recinto de su inicio y su final, de la madre que los hecha y los recibe, de la amante que los acobija y la hija que sonrie, jazmin de verano entre las trenzas.

No sé si quiero ser mamá.